Miriam García

Miriam García

Hoy presentamos a Miriam, ¡supermaquetadora y traductora!

¡Hola! ¿Quién eres y a qué te dedicas exactamente en Pronoia Works?

Soy Miriam García Ronquillo, y mi función principal en Pronoia es maquetar los materiales que sacamos. También soy la encargada de traducir los materiales que vamos sacando en inglés, y la responsable (o culpable) de montar las imágenes que publicamos en redes sociales.

¿Qué te animó a unirte al proyecto?

Estuve ayudando a Enrique a traducir las ambientaciones que tenía, y me gustaron mucho. Ya estaba interesada de antes en temas de maquetación y diseño que podía aportar a Pronoia, y me encantó la idea de poner las ideas en un formato cómodo de leer, descargable, y a poder ser, chulo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu labor en Pronoia Works?

Tanto los textos como las imágenes son de gran calidad, y es un placer trabajar con ellos, manejarlos para ver qué formato se les da y cómo. Disfruto mucho tanto maquetando como transformando las imágenes.

¿Has aprendido algo de tu participación en el proyecto?

Muchísimo. Intento mejorar en cada documento o imagen que sacamos, por lo que siempre estoy buscando nuevos recursos, técnicas, ideas… quiero estar al nivel del material que tenemos y eso me obliga a estar continuamente aprendiendo.

¿Te acuerdas de cuándo empezaste a jugar a rol?

Perfectamente. Fue cuando tenía 19 años, de la mano de mi pareja de aquel entonces; llevaba mucho tiempo queriendo jugar a rol, pero en una ciudad-dormitorio a finales de los 90 era difícil encontrar un grupo. Así que aproveché el grupo de rol de esta persona para empezar. Mi primer personaje fue una Toreador lamentable de Vampiro: la Mascarada, que básicamente era todo lo que me flipaba en aquella época tirado a la ficha.

¿Cuál es tu juego favorito?

Soy fan fatal de White Wolf y me gustan casi todos, pero mi muy favorito es Changeling; El Ensueñome encantaba y llegué a narrar alguna partida, pero me he terminado de enamorar con The Lost. Han dado totalmente en la tecla del concepto original de las hadas como seres caprichosos y sobre todo, peligrosos; una amenaza impredecible y no una señora guapísima con alas de colores. Y eso es algo que me ha atraído desde siempre, sin tener que ver con el rol. Si ya me lo pones en un juego de rol, me conquistas como los Ferrero Rocher a las reuniones del embajador. Siempre hago mención especial a Aquelarre, por lo mucho que me reí en la única partida que jugué. Me pareció muy divertido y al mismo tiempo con un trasfondo muy interesante.

¿Puedes hablarnos de alguna partida o personaje míticos?

Recuerdo con especial cariño una partida de Edad Oscura: Vampiro, situada en Toledo; llevaba a una Capadocio con el Camino de la Bestia llamada Magdalena, pero a la que conocían como “La Mada”. Era un vampiro casi animal a la que su sire había abandonado en el bosque, y se había convertido en una especie de monstruo de leyenda en la región donde vivía. No sabía hablar, y se acompañaba de un jabalí y un pájaro cuya especie ahora no recuerdo. El juego que dio eso fue brutal. Creo que es mi personaje más conseguido hasta la fecha, y la partida en general estuvo genial, con muchos momentos memorables.

Cuando juegas o diriges una partida, ¿qué enfoque prefieres? ¿Más narrativo, más acción, introspección, evolución de los personajes?

Me interesa sobre todo la evolución de los personajes. Lo que más me atrae del tema sobrenatural es cómo afecta a los seres que lo sufren, cómo reacciona su humanidad y el viaje de transformación (literal, algunas veces) de las personas que fueron a los seres míticos en los que se convierten por las circunstancias que sea. También me gusta que haya acción, en su justa medida. Soy totalmente nula para seguir intrigas y politiqueos, así que prefiero que no haya nada de eso, o lo menos posible.

¿Has creado algún tipo de material propio para juegos de rol?

Sólo para mis partidas. Soy un coñazo de tía muy meticulosa cuando preparo personajes y sitios. Lo que más he llegado a desarrollar fue para una partida de Vampiro: Edad Victoriana que empecé en foro; se llamaba Standladge Grange y monté todos los miembros de la familia, la mansión donde vivían que era el título de la partida, y el pueblo con algunos personajes.

Miriam García

¿Y en general sin ser rol, tienes algún otro proyecto creativo?

Siempre estoy trasteando cosas, pero no tengo ningún proyecto como tal. Aunque no escribiré mucho para Pronoia, me gusta mucho hacerlo y hasta quedé tercera en el segundo concurso de microrrelatos de terror del Museo del Romanticismo. (Si quieres, aquí lo puedes leer)

Además de jugar a rol, ¿qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

¡Montones de cosas! (hola, días de 40 horas) Me apasionan el arte y trabajar con las manos, así que mis actividades favoritas implican una o las dos cosas: scrapbooking, coser, bisutería, dibujo, fotografía. Aparte, practico y veo deporte desde que tengo uso de razón. A día de hoy salgo a correr y voy a nadar, que es mi pasión deportiva desde la adolescencia. Me gusta ver natación (incluyendo sincronizada), gimnasia rítmica, gimnasia artística, patinaje artístico y rugby. Soy una hooligan total de los All Blacks. Y de los videojuegos de Bioware. Me he pasado Mass Effect más veces de lo que estoy dispuesta a admitir.

¿Qué es lo que más te gusta de vuestro primer proyecto, Dioses Extraños?

Lo diferente que es de otros juegos. Aquí no se trata de luchar contra monstruos con poderes especiales, sino de luchar contra todo un orden cósmico y unas deidades incomprensibles para salvar tu alma. Pero siendo un juego con un foco sobre todo introspectivo, al mismo tiempo da mucho espacio para la creatividad de cada narrador y el enfoque concreto que le quiera dar. Además sus fuentes se alejan de los referentes típicos de la mitología occidental moderna (vampiros, hombres-lobo) y de la fantasía épica, lo que crea una ambientación única.

¿En qué te inspiras para crear material para Dioses Extraños?

Yo no creo, transformo jejeje Como soy una novata en esto, intento aprender de los que saben y fijarme en cómo lo hacen otros proyectos similares al nuestro.

¿Qué tipo de proyectos te gustaría hacer con Pronoia Works en el futuro?

Tenemos algunas ideas muy chulas, y me gustaría seguir con la tónica de Dioses Extraños de hacer algo diferente, explorar temas que apenas se han tocado en los juegos de rol. También me atrae el reto de coger cosas que ya están muy trilladas, como el mundo árabe de “Las mil y una noches” o el Japón de los samuráis, y demostrar que se les puede dar un toque completamente nuevo.

Recent Posts

Leave a Comment